by | Ago 4, 2014 | Turismo

Uno de los primeros conceptos que aparecen en el manual de desarrollo de productos turísticos que publicó la OMT en 2012, es el que indica que se debe de considerar las tendencias y gustos del mercado, así como entender las necesidades del turista para diseñar productos turísticos de acuerdo a sus exigencias y con la idea de garantizar experiencias satisfactorias. Esto, en teoría, permitiría una orientación de ciertos productos a segmentos de la población, claramente identificados.